lunes, 22 de septiembre de 2008

Triunfos

Triunfo es el éxito en un desempeño o acción

Tanta personas se han concentrado tanto en sus triunfos y derrotas que han olvidado el significado, el tras fondo de un simple hecho tan poco importante y tan relevante: vivir.

Todos tenemos triunfos y derrotas, y la balanza deberia mostrar al final de nuestras vidas un equilibrio que a fin de cuentas se logra ganando experiencias, gozos, alegrias, triunfos morales, espirituales y tambien materiales.
Pero...podemos llegar a esa conclusion a tan temprana edad, podemos con 40 años decir que todo ha acabado, podemos con 28 años creer que terminan los triunfos, podemso a lso 17 años imaginar que ya no queda nada mas en la vida?
Tanto creemos que el mundo esta lleno de gente egocentrica y egolatra que olvidamos la bara de autoestima que la sociedad pone de nosotros, y pensamos que todos la superan, que a los 40 años nos sentimos triunfadores de la vida, que a los 28 años pensamos que conquistamos todos los montes en la vida, que a los 17 años tenemos el mundo a nuestros pies, pero, quizas sea más bien porque era el error que yo cometía, no vemos la desgracia y los temores de los seres humanos que tratando de cumplir su rol en la "sociedad" van acumulando frustraciones y pesadillas de vidas insignificantes sin poder ver verdaderamente los logros que podemos alcanzar o ya hemos alcanzado.

Triunfos. Estamos tan acostumbrados a ver a los demas triunfar que no vemos nuetro propio valor, y menos vemos los temores de ese supuesto "triunfador".
Vivimos en un mundo de fracasos, donde tanta gente no lucha por ganar, sino por no perder. Estamos tan concentrados en no hundirnos en el fango del ineficiente, intentamos tanto escapar de la pesadilla de vernso aplastado por los demas que aplastamos a los que van mas abajo y ni siquiera disfrutamos estar mas alto, porque hasta que no seamos los primeros no estaremso satisfechos.
Moral, etica, ya no importan, hemos creado tantas barreras estupidas que nos hemos vuelto ciegos y no podemos apreciar lo que tenemos y podriamos tener. El esfuerzo es una palabra borrada del diccionario, en nuestro afan de obtener todo de manera sencilla y efectiva conseguimos tantas pequeñeces que luego nos sentimos derrotados al imaginar todo lo que pudimos obtener y no hisimos y olvidamos lo que ya tenemos.

Solo abramos los ojos, demosnos cuenta del mundo que nos hemos creado y entendamos que personas de 40 años sienten que su vida es un fracaso, que jovenes de 28 no encuentran como continuar caminando por la vida y que adolescentes de 17 piensan que sin futuro no vale la pena seguir viviendo. ¿Acaso no somos capaces de valorar lo que tenemos? ¿Acaso el simple hecho de vivir un dia más no significa un triunfo?

Me pregunto como fue que llegamos a esto, en que momento comenzamos a enumenrar las derrotas sin tomar en cuentas los triunfos, en que momento se distrociono la simplesa y belleza de la vida.

Triunfo es el éxito en un desempeño o acción, y quizas seguir con vida sea el amyor triunfo de todos.

2 comentarios:

Sara López dijo...

Un post buenísimo, me ha encantado. Sólo retocaría varias faltas de ortografía que dañan a la vista cuando las lees.

Creo que nos estamos volviendo todos muy cómodos. En parte, tiene la culpa la tecnología, que nos facilita muchísimo la vida. Nos lo dan todo masticado, tanto en el colegio, como en el instituto, como en el trabajo. Da igual el contexto en el que nos encontremos, lo que sí que podemos afirmar es que ahora todo es mucho más fácil que antes.
Entonces lo que nos pasa es que hemos perdido el significado de "esfuerzo", y lo confundimos con otros como "competitividad", "egoísmo", ... Y pensamos que esforzarnos es luchar por ser los mejores en cualquier cosa, porque la sociedad nos destaque en algo, por ser famosos y mundialmente reconocidos... Pero no nos damos cuenta que en nuestro "esfuerzo", hundimos a otras personas que, como nosotros, tienen sueños, objetivos en sus vidas, otras personas que también quieren destacar en algo.

Una solución sería hablar. Es tan fácil como eso. La comunicación es una de las mejores herramientas en una sociedad y, desgraciadamente, con los medios que ahora tenemos, no nos comunicamos.
Nos encerramos en nosotros mismos para conseguir nuestros objetivos, para subir al escalón más alto, y para pisar a cualquiera que nos quiera usurpar nuestro puesto.
Así somos, y es verdaderamente triste.
Un saludo,
Sara.

p.d: Perdona por este extensísimo comentario, pero se lo merecía el post

Luchida dijo...

Vaya, qué profundo. Me ha encantado y te doy toda la razón. Después del comemtario de Sara López, poco puedo añadir, la verdad.
En numerosas ocasiones solo vemos fracaso y más de la mitad de las veces hemos fracasado por falta de esfuerzo. Lo veo a menudo en la universidad. Hay alumnos que en época de exámenes se la pasan de farra y después suspenden alegando que el profesor es un hijo de puta. Yo creo que es más sencillo, con estudiar más hubiera bastado. Yo al menos todavía no he conocido al profesor que suspenda a alguien que se la ha pasado estudiando, asistiendo a clase, haciendo las prácticas y demás. Quizás los haya, yo no digo lo contrario, pero creo que muchas veces se les tacha de algo que no son.
Volveré por aquí :D